¡Viejo, Viejo! ¿Compramos Confléis?

febrero 12, 2009

– Pueess.. como quieras, Vieja. ¿De cuál se te antoja?

moto_0157

Anuncios

Beta

febrero 9, 2009

Nunca me había dado cuenta de lo raro que se oye cuando hablaba hasta antier, que tomé un camino vecinal que está a medio terminar, a los 500 metros empezaron los cuadros incompletos en el pavimento señalados con conos.

Lo primero que se me ocurrió decir fue: “El pavimento está en beta.”

Al caer en el primer hoyo de tierra, me dí cuenta de lo ridículo que se oía..


Miedo.. Capsula malograda II

febrero 9, 2009

Siete años..

Cada que te veo cerrar los ojos recuerdo cuando esperabas a media noche para oírme llegar.

Recuerdo todavía tu expresión cuando te expliqué la razón por la cual en tus fiestas casi no hay regalos. Creo que desde ahí heredaste mi manera de pensar las cosas.

Déjame agregar los clichés de cuando me empezabas a buscar la mirada, cuando me apretaste el dedo con tu mano o cuando me llamaste Papá.

Tu lenguaje Discovery Kids me encantó desde que lo empezaste a usar, sobre todo porque no solo hablabas, sino que aprendiste a escuchar muy pequeño.

Así que.. ¿cómo explicarte que dentro de todo lo que te quiero, no solo me fascinas y a la vez me das miedo?

Perdóname al decirte que al segundo día de tenerte, tuvimos qué escapar un par de horas y comer fuera. No nos dijimos nada al sentarnos a la mesa, pero así como veía miedo en los ojos de tu mamá, estaba seguro que ella lo leía en mi mirada. Pañales, biberones, adivinar el motivo de tu llanto, aprender de tí, empezar a conocerte y darme cuenta desde el primer día que te ví que no aceptarías condiciones para quedarte quieto sin una buena razón.

No fue curiosidad ni el hecho de tener qué velar por tí. Hasta hoy, no pasa un solo día sin que descubra la hermosa persona en la que te estás convirtiendo. Tú me ganaste y me hiciste esclavo. Tu alegría, tu risa, tu forma de acurrucarte en mi regazo y ver que cada día cabes menos.

Todo eso palidece..

Verás, tengo miedo de sofocar tu seguridad en tí mismo, tengo miedo de apagar tu alegría con mi impaciencia, tengo miedo de detener tu curiosidad con mi indiferencia.

Tengo miedo de llegar al día en el que me dé cuenta que te crié para que cupieras en una caja sin más meta que llegar al próximo cheque.

Eres espontáneo, eres una chispa y eres el primer niño que no se me hace horrendo al mudar de dientes. .

Tengo miedo cuando me dices que al crecer quieres ser como yo. ¿cómo te hago entender que DEBES ser mejor que yo?

Quiero que crezcas y seas aún el niño que estiraba la mano bajo el chorro de agua cuando recién lo empezaba a bañar en la regadera.

Quiero que sepas que el día que huí espantado por la carga con tu mamá, al momento de empezar a comer empecé a extrañarte, y me dí cuenta en ese momento que el cambio que trajiste a mi vida era más que fórmula, pañales y biberones a las tres de la madrugada: Era en cierto modo tener al mejor compañero de vida que me enseña a pensar dos veces la respuesta a tus preguntas.

¿Cómo hablarte del Universo?

¿Cómo hablarte de la Muerte?

¿Cómo hablarte de Dios?

¿Cómo hacerte entender que tu hermano es lo único que es tuyo en este mundo?

Ví ese cambio en tu mirada al ver a tu hermano por primera vez. Me emociona saber que ya eres un guía para él.

Pollito, tengo miedo de decepcionarte.